Instantáneas perfectamente sincronizadas de los principales acontecimientos deportivos mundiales - Parents Dome

Instantáneas perfectamente sincronizadas de los principales acontecimientos deportivos mundiales


En esta recopilación de imágenes, verá algo más que hazañas físicas captadas oportunamente por atletas profesionales y celebridades. A través de la determinación, la habilidad y la fortaleza mental cuando actúan bajo presión ante multitudes expectantes, estos artistas son capaces de elevarse por encima de lo ordinario, transformándose en figuras divinas, aunque sea por un escurridizo nanosegundo.

Más allá de las aristas del físico humano, enmarcadas también, están los destellos divinos del espíritu humano. Son imágenes de deportistas que, vistas en retrospectiva, sorprenden incluso a los propios intérpretes. En toda su fluidez de acción, sus límites físicos y geométricos potenciales quedan capturados para toda la eternidad. 

El Gusano

La madre de Dennis Rodman lo apodó “El Gusano” porque solía contonearse de una manera que la divertía cuando jugaba al pinball de niño. Con giros y vueltas, empujaba la máquina de pinball con pasión.

Al parecer, todos esos movimientos se le pegaron durante su carrera en la NBA. En esta fotografía de 1997 en el United Center, parece que se retuerce para atrapar el balón de baloncesto en el aire, perfectamente paralelo al suelo, como si escarbara en un terreno invisible.

La defensa de Michelle Obama contra la obesidad infantil

Quienes no conocen su trayectoria podrían pensar que la ex primera dama de Estados Unidos era una atleta al ver sus anchos hombros y su sólida postura, incluso a los 58 años. Sin embargo, nunca compitió en deportes cuando era estudiante. Pero mantiene su figura comiendo sano y haciendo ejercicio.

La cámara captó el torpe golpe de derecha de Michelle Obama en un ángulo que la hace parecer como si fuera una esgrimista lista para embestir. Pero lo único contra lo que luchaba aquí era la obesidad infantil durante la campaña “Let’s Move”.

Jugar en movimiento

Como la lluvia no era lo suficientemente fuerte como para obstaculizar la actuación de los jugadores, parece que los funcionarios se negaron a cancelar este partido de tenis. Un fotógrafo consiguió una hábil instantánea de la pelota durante el juego mientras giraba a través de la ligera precipitación, azotando una galaxia de lluvia en espiral.

Probablemente provocada por un contundente golpe de topspin, esta pelota de tenis empapada cruzó al otro lado de la pista en un movimiento giratorio de alta velocidad, rodeada de gotas celestiales. Es como si se hubiera creado un universo con un saque de Big Bang.

Gracia en el hielo

La patinadora sobre hielo retirada Michelle Kwan es una de las atletas más famosas de Estados Unidos. Esta fotografía es un gran ejemplo de cómo alcanzó ese estatus: combinó la insoportable demanda de expresividad y arte de este deporte con la determinación, la tenacidad y la habilidad.

Getty Images Foto de Stuart Franklin

Durante los Campeonatos Mundiales de Patinaje Artístico (2004) en Alemania, Kwan mostró su movimiento característico mientras se deslizaba con gracia por el hielo. Aquí se la capta en un giro hacia atrás, con su cuerpo bellamente deformado como si se burlara de las leyes de la física para que la alcancen.

James lo manda a la mierda

Los aficionados a la NBA a veces acusan injustamente a LeBron James de esforzarse demasiado por ser como el GOAT, Michael Jordan. Esto se ve agravado por sus repetidas afirmaciones de ser el mejor jugador de baloncesto del mundo. Declaraciones como ésta han aumentado su publicidad a lo largo de los años, dejándole muy poca privacidad en cualquier momento.

Twitter.com/DonLemonTonight

Los ojos le siguen allá donde va. Las cámaras se anticipan a un amago de hombro, a un tiro de fadeaway, a un tejemaneje jordaniano en defensa. Incluso en la banda, sus movimientos se ponen bajo el microscopio. Aquí está haciendo un mate, pero no el tipo de mate que se espera.

A la cabeza del pelotón

Mientras un grupo de ciclistas se dirige a la curva de la carretera para reducir la resistencia al viento, se sorprenden al ver al nuevo líder del pelotón: una niña que ondea una bandera y que corre a pie. O eso parece en esta foto.

Getty Images Foto de Doug Pensinger

Esta niña tiene una expresión de triunfo en su rostro. Sabe lo que se siente al ser una ganadora. Es un símbolo de esperanza para los que creen en sí mismos, que es en esencia el verdadero propósito del deporte: formar el carácter.

Enfrentarse al hombre del espejo

Aquí se ve al campeón mundial de wakeboard Shaun Murray deslizándose suavemente, arrastrado por la irresistible tracción de la embarcación. Apoyado en la piel del agua, está a centímetros de una vergonzosa zambullida en las olas.

Pinterest.com/bahamask/wake-up

Mientras busca en las profundidades del agua del espejo, ¿podría estar reflexionando sobre sus primeros días? Tal vez esté recordando su época en el 88, cuando cogió su primera tabla a los ocho años. ¿O está examinando un universo paralelo bajo el agua, su otro yo mirando hacia atrás?

Modo bestia

Aquí está la levantadora de pesas canadiense Marie-Julie Malboeuf con 58 kg de peso durante los Juegos de la Commonwealth 2014 en Escocia. Dentro del Clyde Auditorium Malboeuf, competidores de países de todo el mundo exhiben su fuerza y sus habilidades ante multitudes interminables, arrancando oohs y aahs que sin duda siguen aumentando su orgullo.

Foto de archivo de Alamy

Cuando la llamaron por su nombre, activó el modo bestia; un momento captado aquí por las lentes sensibles: su cara está totalmente cubierta de pelo, y su postura es como la de un animal salvaje listo para abordar a un contendiente.

Un viaje importante

Lo que se suponía que iba a ser un momento de gloriosa ascensión a lo más alto del podio de los triatlones acaba en desastre tras un gran tropiezo en la pista engomada. Años de duro trabajo no terminaron con una recompensa sino con una caída. Así es la naturaleza del deporte de competición.

Y todo lo que el público recuerda después es la cómica metedura de pata, cómo golpeó la valla con la sartén, cómo su cuerpo se contorsionó como un muñeco de trapo. El público no puede evitar reír y llorar al mismo tiempo por semejante tragedia.

Buzos que brillan

El espectador medio sólo puede imaginar el sacrificio que tiene que hacer todo buzo de competición para llegar a situarse a diez metros de altura sobre la plataforma, una altura equivalente a la de un edificio de tres pisos. Se necesita toda una vida de entrenamiento para que el clavadista tenga un control total de su cuerpo en el momento en que salta en el aire para dar una dulce voltereta.

Foto de archivo de Alamy

La cara de este buceador parece expresar toda la dureza de la preparación, incapaz de enmascarar las dificultades del entrenamiento entre bastidores. La expresión va de lo burlón a lo cómico, pasando por una muestra de pura garra hasta que el buceador rompe finalmente la superficie de la piscina.

Golpeado por una bola curva

Esta fotografía de Rickie Weeks recibiendo un golpe en la barbilla con una pelota de béisbol, totalmente abatido, nos recuerda que nunca sabremos realmente lo que la vida nos puede deparar en un momento dado. Como una mala noticia inesperada, simplemente no la vio venir.

Facebook.com/70care

Esta instantánea está tan perfectamente sincronizada que la pelota parece estar acurrucada entre su hombro izquierdo y su barbilla, retumbando toda su cara. Esta foto muestra a un Rickie Weeks muy diferente al que fue elegido como el “jugador de béisbol más sexy” en 2009 por la revista Cosmopolitan.

El gimnasta sin cabeza

La fotografía deportiva no deja de ofrecer instantáneas interesantes. Con una combinación de pericia, un poco de suerte y el esfuerzo de un obturador de alta velocidad, que dispara tan rápido como una ametralladora, el movimiento fugaz del sujeto es capturado para que todos lo vean.

Pinterest.com/eampem

Esta gimnasta que salta se ha convertido en una especie de espectro. Es una imagen de belleza y dolor provocada por la forma deformada de la gimnasta. Evoca la sensación imaginaria de que las articulaciones de la artista se doblan, crujen y se quiebran cuando su cuerpo se dobla hasta el límite.

Mamífero vidrioso

A lo largo de su carrera, Tyler Clary ha competido con algunos de los mejores nadadores que ofrece Estados Unidos. Incluso batió el récord de 400 yardas del gran Michael Phelps en 2009. También superó el récord de las 200 yardas espalda de Ryan Lochte.

Getty Images Foto de Adam Pretty

Clary emerge de un baño de espalda bajo el agua que, como norma, no debe ir más allá de 15 metros después de cada salida y giro. La superficie del líquido se estira al reaparecer, dándole una forma vidriosa, como si fuera uno con el agua.

Seleccionado a mano

No es el pensamiento más higiénico, pero está claro que todo el mundo se ha hurgado la nariz en algún momento, incluso en público. Aquí, el mariscal de campo estadounidense Darron Thomas camina por el campo después de un día difícil, derrotado por Auburn, recogiendo casualmente un moco.

Youtube.com/ brandonmitchellorg

Probablemente olvidó que las cámaras estaban en el campo, grabando cada pequeño gesto. Tal vez ya no le importaba, o tal vez simplemente cedió a una vieja compulsión o hábito.

Batalla de los pesos pesados

Aquí, Joe “The Brown Bomber” Louis bloquea el gancho de derecha de Billy Conn y está a punto de lanzar un contragolpe durante un combate por el título de los pesos pesados en 1941. Esta fotografía junto al ring es capaz de captar la intensidad de este legendario combate, considerado uno de los mejores combates de pesos pesados de todos los tiempos.

Getty Images Foto de Bettmann

Louis había subestimado a Conn, un peso ligero natural que, al ser más pequeño, había optado por un estilo de golpear y correr, agotando al deshidratado Louis durante 12 asaltos. Pero Conn se confió demasiado hacia el final y optó por pelear a corta distancia, una estrategia que le llevó a ser noqueado en el 13º.

El agua interior

El equipo de natación sincronizada de España arrancó los vítores del público durante los Juegos Olímpicos de Londres al salir para otra actuación acrobática: cada uno de sus movimientos estaba cuidadosamente medido al ritmo de la música. Aquí se les puede ver construyendo su obra con trajes que les hacen parecer mitad agua, mitad humanos.

Getty Images Foto de Al Bello

El producto de su trabajo en equipo: una cúpula humana sostenida por pilares empapados de miembros extendidos sobre cabezas jadeantes. Las nadadoras sincronizadas son capaces de aguantar la respiración durante dos o tres minutos, entrenadas para no mostrar ni un ápice de incomodidad.

Agonía en el hielo

A pesar de realizar la rigurosa preparación necesaria para llevar a cabo una elegante actuación de patinaje artístico, Olga Prokuronova y su compañero Karel Štefl se encontraron con una humillante caída. Štefl levantó a su compañera, como deben haber hecho cientos de veces durante los entrenamientos, para demostrar una elevación del lazo, pero no fue así.

Getty Images Foto de FRANCK FIFE

En lugar de ello, acabaron enredados: Prokuronova se estrelló contra el suelo de la forma de la WWE: de cabeza, con las piernas muy separadas. La caída fue tan grave que obligó a la pareja a retirarse de la competición. Aunque trágico, creó una imagen fascinante.

Golpe en la nariz

Los fans de Michael Voss pueden encontrar esta instantánea imprevista evocadora de la estrecha relación de los dueños de animales de compañía con sus mascotas: no podemos evitar dar a nuestros amigos peludos un pequeño golpe en la nariz cuando nos saludan después de una larga excursión fuera de casa.

Getty Images Foto de Ryan Pierse

Pero en el caso de Voss, un suave golpecito en la nariz es sustituido por un balón de fútbol que se lanza a la cara a gran velocidad. La AF le concedió el premio a la fotografía del año, obviamente por su captura perfectamente sincronizada. Pocas veces un ganador de la Medalla Brownlow es el blanco de las bromas.

Un espectáculo que te deja boquiabierto

Esta fotografía podría haber sido tomada en un circo de pueblo, en el interior de una carpa llena de público asombrado por una talentosa contorsionista. Capturada, sin duda, por un objetivo de alta potencia, esta gimnasta evitó ser identificada escondiendo inquietantemente su cabeza detrás de la espalda.

Es una contorsión que recuerda a los seres extravagantes o a la magia negra. Es a la vez magnífica y estrafalaria, sinónimo del encanto de los zancudos y los comedores de fuego. El cuerpo humano es un instrumento increíble, y esta imagen es una prueba de ello.

Flexibilidad y fuerza

Una gimnasta es fotografiada en la viga justo en el momento en que hace un equilibrio perfecto. Sus piernas están extendidas por encima de la cabeza y sus ojos están fijos en la vista hacia delante mientras realiza cuidadosamente una caminata hacia atrás. Durante unos segundos, su barbilla está anclada al aparato.

Getty Images Foto de Jed Jacobsohn

La gimnasta muestra tanto su flexibilidad como su fuerza. Todo lo que hace está en perfecta coordinación y simetría. Es fascinante. Aún más emocionante es el hecho de que un error de cálculo de unos pocos centímetros puede suponer un desastre total.

Todos los que se han agotado

El luchador de uniforme azul decide que es el momento de someterse después de que el luchador de rojo intente hacer rodar a su oponente, panza arriba, posiblemente rompiendo su cuello en el proceso. El competidor azul parece agitar su mano como si fuera una especie de despedida final.

Pinterest.com/colleenfd

Por lo que parece, un segundo más y el daño habría sido grave. Debe haber sido un momento tenso. La cabeza del luchador azul parece a punto de explotar. Si estuviéramos allí, estaríamos gritando para que alguien lo ayude.

Surf salvaje

Un practicante de boogieboarding es captado por la cámara, listo para ser tragado por las fauces de una ola monstruosa. El surfista parece insignificante frente al tamaño y la fuerza de la corriente que se aproxima. A medida que el huracán se acerca a la costa, los buscadores de emociones se acercan a la orilla para practicar el surf en lugar de correr a casa para ponerse a salvo.

Reddit.com/Hogarero29

Parecen deleitarse al ver cómo se parten las tablas de surf por la mitad, cómo los nadadores son lanzados al aire como si fueran basura y cómo otros surfistas son arrojados a la orilla poco profunda. La ola debe ser muy emocionante.

Phantasmagoria

Dos nadadores aparecen como uno solo -un buzo detrás y el otro saliendo de la superficie de la piscina- y el efecto de su chapoteo simultáneo es espeluznante. El objetivo está enfocado en el punto justo en el momento adecuado, captando al nadador que sale a la superficie jadeando, eufórico.

Getty Images Foto de Ezra Shaw

El público del evento asiste a un teatro fantasmagórico, a una especie de actuación ilusoria, al menos durante un instante, en lugar de la exhibición sincronizada de la gracia. Esto demuestra que cada nanosegundo de una actuación cuenta.

Patinar como uno solo

Para poder patinar así, ambos intérpretes deben abandonar el concepto mismo de patinaje individual. En esta fotografía, uno aparece como jinete y el otro como trineo humano, pero no se sabe con certeza cuál es cada uno. Para ello, ambos patinadores deben pensar igual y actuar como uno solo.

Pinterest.ch/spiraltriangle

Deben conocer las tendencias, los puntos débiles y los puntos fuertes del otro. Este entrenamiento va más allá de lo físico: deben apoyarse mutuamente, tanto en los días buenos como en los malos. Deben trabajar en su sincronización para convertirse en uno, yendo más allá de los patinadores individuales que solían ser.

Fútbol Kung

En el momento en que Zoltan Mesko, de los Patriots de Nueva Inglaterra, pateó el balón, un Everson Griffin, extremo defensivo de los Vikings de Minnesota, se giró e intentó echar al punter. Mesko ni siquiera había aterrizado en el suelo antes de matar dos pájaros de un tiro.

Reddit.com/justthatdude

Griffin fue detenido por el pie de Mesko que se clavó directamente en su cara. Es una foto que sin duda ha llamado la atención de los aficionados al fútbol. Lo que puede representar es, sin duda, objeto de interpretación. ¿Debe ser un símbolo de tenacidad o de moderación? Usted decide.

Payasadas

El toro pone una cara que indica que no le hacen gracia las payasadas de su jinete. El payaso de rodeo se aleja de la bestia. Al público le encanta, pero el trabajo de un payaso de rodeo no es cosa de risa: no te dejes engañar por el maquillaje y la ropa llamativa.

Shutterstock

Los jinetes dependen de su ropa para mantenerse a salvo cuando se caen o saltan. Utilizan la velocidad y la anticipación para distraer al animal, desplazando el peligro hacia la tela mientras el jinete escapa de vuelta al corral. Es un asunto de vida o muerte.

Escalada sin protección

Alex Honnold escala una pared cercana a los 3.000 pies sin ningún equipo de protección que le salve si resbala. No hay arneses ni cuerdas que le permitan un segundo intento en El Capitán o en el Red Rock Canyon. Nada que lo atrape, nada que le permita aprender de un error y volver a estudiar la ruta hacia arriba y hacer los ajustes adecuados.

Foto de archivo de Alamy

El único lugar donde un escalador en solitario puede reanudar su ascenso si comete un error y se cae es el más allá, suponiendo que aterricen más allá de la cima de la montaña, en el cielo, o en cualquier otro lugar que espere después de la caída final.

En la cabeza

Titus Bramble utiliza su cabeza para controlar el balón, aunque parece que el balón le domina en esta fotografía, golpeando su cabeza contra su cuello con su peso. Puede parecer cómico, pero realizar un cabezazo, a pesar de ser una habilidad necesaria en el fútbol, puede tener efectos a largo plazo en los jugadores.

Reddit.com/LyleLanley99

Es una causa común de conmoción cerebral, y la lesión cerebral puede no manifestarse de inmediato. Bramble no parece tener facilidad para dirigir el balón en una dirección específica. Pero, ¿quién sabe? Una fracción de segundo más tarde, este balón podría estar dirigiéndose a una portería.

Un Sasha Cohen dedicado

Sasha Cohen comenzó a patinar a la temprana edad de siete años y se hizo popular como junior durante los Campeonatos de Estados Unidos de 2000, tras los cuales se clasificó para el Equipo Mundial. Esta imagen muestra a la decidida patinadora estrechando el cerco mientras competía en Rusia.

Getty Images Foto de YURY KADOBNOV/AFP

La fotografía resume todo su esfuerzo y concentración mental mientras se desliza por la pista de patinaje para impresionar a los jueces. Tomó todas las medidas necesarias para controlar la situación, sin dejar su éxito al azar.

Atención

A veces, los partidos de fútbol terminan en cero a cero, es decir, sin que ninguno de los dos equipos marque un solo gol. El público puede ver cómo el balón pasa de un jugador a otro, los numerosos intentos de los participantes contrarios por encararse y deslizarse, y los innumerables disparos que no dan en el blanco durante los 90 minutos.

Getty Images Foto de VI Images

Si bien esto puede ser suficiente para los aficionados más acérrimos a este deporte, es más probable que los aficionados ocasionales al fútbol se aburran eternamente esperando un gol. El jugador de uniforme blanco tiene la expresión facial perfecta de cara a lo que muchos aficionados ocasionales experimentan.

Vaquero lejano

Este fotógrafo prestó mucha atención a los ocho segundos cruciales en los que un vaquero intentaba montar a un toro furioso en su máxima expresión y fue recompensado con esta violenta imagen de un jinete lanzado al viento como una cosa ingrávida e insignificante.

Resulta curioso que el jinete parezca estar perfectamente preparado, con su sombrero todavía en la cabeza, excepto por el hecho de que se le ha dado la vuelta, como si se le hubiera puesto un Photoshop. Pero esto es real, sin duda, y los competidores como él pueden resultar fatalmente heridos en una plaza de toros.

Chop Down

A pesar de la imposición de multas y sanciones por parte de la liga en todos los casos, las peleas se han convertido en una parte no escrita del hockey sobre hielo. Con cerca de setecientas peleas en una sola temporada en la NHL entre 2000 y 2010, los aficionados podrían esperar a estas alturas una pelea en cada partido.

Reddit.com/bkshahi

Eso si los propios aficionados no se ven envueltos en ella. He aquí una instantánea de dos jugadores de hockey que se enfrentan de verdad, encuadrada en el momento justo después de que el jugador de rojo haya agachado la cabeza, que ahora aparece invisible bajo su casco como si se la hubieran cortado con un gancho de izquierda.

Golpe de alto impacto

El ex campeón mundial de peso supermedio de la FIB, Lucian Bute, se enfrentó al viajero Glen Johnson en 2011, cuando competidores más duros, como Mikkel Kessler y Kelly Pavlic, finalmente declinaron aceptar el combate por el título tras haber mostrado inicialmente su interés. Bute estaba invicto en ese momento, con un alto porcentaje de nocauts.

Dominó al púgil más veterano durante todo el combate, pero al final no logró noquearlo. Pero esta imagen capta fácilmente el efecto directo de los golpes de alto impacto de Bute, cómo un cruce de izquierdas bien calculado en la barbilla de Johnson envía ondas de choque por toda su cara y alrededor de la parte posterior de su cabeza.

Rebosante de energía

La exigencia física de una persona para actuar utilizando las anillas fijas de la gimnasia, especialmente a nivel competitivo, es insoportable. Esto era así en los primeros años de la historia de este deporte, en los que los ejecutantes se basaban más en el control de la parte superior del cuerpo que en sus técnicas de balanceo.

Lleno de energía al realizar ejercicios como la cruz invertida, o quizás el maltés más avanzado, en el que el gimnasta mantiene una posición paralela al suelo, el ejecutante parece gritar de alegría, con una feroz melena que aparece por encima a juego.

Lanzar un Ave María

Un punto en el tenis a veces puede tardar mucho en conseguirse. Un partido puede ser eterno, como dicen algunos de forma exagerada, especialmente cuando se juega entre deportistas igualados. Aquí se ve a Yulia Putintseva lanzando su raqueta cuando parece perder la paciencia. Pero en realidad fue un último intento de salvar un punto.

Getty Images Foto de Julian Finney

Esta fotografía no habla de su renuncia. Habla más bien de su tenacidad y de su falta de voluntad para renunciar a un solo punto, aunque tenga que recurrir a un esfuerzo extraño. No se aferra a ninguna comodidad: está dispuesta a ponerlo todo, incluida su raqueta, para ganar.

Hacer un chapoteo

Es el día perfecto para el béisbol. Te alejas de la rutina del trabajo en la oficina y el tiempo no da señales de lluvia. Tomas asiento en las gradas y bebes una bebida fresca. Miras el partido y sientes el cosquilleo en tu bebida, las burbujas y la efervescencia, y entonces estalla: el bateador batea para el ciclo.

El jardinero vuela y se acerca al lugar donde estás sentado. Todos los ojos están puestos en él. Lo siguiente que sabes es que tu bebida explota mientras te apartas instintivamente del camino cuando la pelota se precipita hacia ti: un guante aparece protegiéndote. Qué historia, ¿verdad? Todo esto sucedió, y por suerte para este hombre, tiene una prueba fotográfica.

Mirar fijamente a un alienígena

Un buceador se encuentra solo en el fondo del océano cuando se forma una agrupación de peces en las inmediaciones, primero como una alfombra voladora, a la deriva por encima del buceador en el cielo plateado, luego más cerca, y más grande, en forma tubular, transformándose en el espectro de un gran animal, arremolinándose, como un tornado en un desierto.

Shutterstock

El buceador es mirado fijamente por un banco de peces que parece dispuesto a devorarle, una demostración masiva contra su intrusión en su mundo. Casi no difiere de cómo reaccionamos ante un animal salvaje que se pierde en su camino en una ciudad.

Héroe Padre

Shaun Cunningham pensó que debía estrechar lazos con su hijo, Landon, en un partido de béisbol cuando se enteró de que los Pittsburgh Pirates iban a jugar contra los Atlanta Braves. Sólo era un partido de entrenamiento, pero se acercaba el cumpleaños de su hijo y a él le encanta el béisbol. Además, pensó que debían salir más a menudo.

reddit.com/DadReflexes

Su hijo miraba a su padre como un héroe, como suelen hacer los niños de su edad, pero también porque Shaun es, como deben ser todos los padres, un héroe. Lo demostró cuando un bate se deslizó de las manos de uno de los jugadores hacia las gradas, dando vueltas. Podría haber herido a Landon al volar en su dirección mientras no estaba mirando, pero su padre lo desvió justo a tiempo con su brazo.

Coqueteando con el peligro

Estos dos amigos llevan coqueteando con el peligro desde que se conocieron en 2004, como si la única forma de vivir la vida fuera al límite. Empezaron con la escalada y pasaron al salto base, sin dejar de burlarse de su omnipresente compañera: la muerte.

Youtube.com/Proyecto Extramuros

Pero uno de los dos, Ian Flanders, murió en Turquía, donde los dos hicieron salto base en 2015. Tras este desgarrador accidente, Matt Blank creó un vídeo de salto base en homenaje a su amigo, leyendo una carta dedicada a Ian al principio del vídeo.

Surf extremo

Garrett McNamara surfeó una ola de 78 pies en 2011, pero otros han cuestionado desde entonces esta hazaña, que rompió su anterior récord mundial. Para no dejarse amilanar por la polémica, el waterman extremo buscó la siguiente ola gigante como si fuera una aparición. Finalmente la encontró en Portugal.

Reddit.com/nokiab0mb

La ola de 30 metros era el Monte Everest de los surfistas extremos, la más grande que la mayoría de los surfistas han visto nunca y también la más traicionera. Otro surfista, Andrew Cotton, se rompió la espalda en un intento similar. Apenas se puede ver a McNamara en el viaje de su vida.